Los propietarios deberán comunicar con cuatro meses que no renuevan el alquiler

Según recoge el Real Decreto Ley 7/2019 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, los propietarios de una vivienda en alquiler deberán comunicar al inquilino con cuatro meses de antelación, y no con 30 días como estaban acostumbrados, la no renovación del contrato a su finalización tras 5 años de alquiler o 7 si el arrendador es persona jurídica.

Si el arrendador no hace la notificación en ese período, corre el riesgo de que el inquilino pueda prorrogar el contrato hasta 3 años. Cuando es el inquilino el que no comunica al arrendador con dos meses de antelación que no quiere volver a prorrogar, corre el riesgo que el contrato se prorrogue por otra anualidad completa que debería cumplir o asumir la penalización prevista.

Esta medida está en vigor en todos los contratos de alquiler firmados a partir del 6 de marzo de 2019.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies